Biscotes con queso fresco y mango

Éstos biscotes son perfectos para acompañar quesos y patés. Se hacen muy rápido y además se pueden tener preparados con antelación. Quedan crujientitos y aunque no tienen  una forma perfecta, quedan con un aspecto "rústico".

Se pueden acompañar con queso fresco.

Ingredientes

 

  • 250 g de harina

  • 3 huevos

  • 1 cucharadita de levadura en polvo

  • 1 cucharadita y 1/2 de sal

  • Pimienta negra

  • 150 g de mezcla de frutos secos (mezcla de nueces, pasas, albaricoques deshidratados, semillas de calabaza y almendra.)

Preparacion:

 

  • En un bol amplio batimos los huevos y añadimos el resto de ingredientes.

  • Vamos mezclando todo con la ayuda de un tenedor hasta que se integre bien.

  • Cuando la masa esté seca y no podamos mezclar mas, la pasamos a la encimera (espolvoreada con un poco de harina) y la amasamos hasta obtener una masa uniforme.

  • Formamos un rulo con la masa y lo enrollamos con papel film para que quede bien compacto y podamos darle forma fácilmente.

  • Le daremos mas o menos grosor según como queramos de grandes nuestros biscotes y teniendo en cuenta que crece un poquito en el horno.

  • Horneamos con el horno precalentado a 180º durante 20-30 minutos. Sacamos y dejamos que se enfríe por completo.

  • Una vez frío lo cortamos en rodajas finas. Las volvemos a colocar sobre la bandeja del horno y horneamos a 200º hasta que estén doraditas y crujientes (ojo! si usamos pasas en la mezcla tendremos cuidado de que no se nos quemen y le den sabor amargo a la masa).

  • Una vez frías, las utilizamos para preparar los canapés que mas nos gusten.